Searching...
17 nov. 2015

Una varita mágica

"Si tuviera una varita mágica, haría que la abuela fuera inmortal y que la tata no tuviera autismo".

Norah está en esa edad en la que no es una niña, ni una adolescente, ni todo lo contrario. Esa edad en la que mezclas un concepto infantil, superficial, como la magia de una vara, y otro de mayor profundidad, como la inmortalidad, con una naturalidad que desconcierta.

A Norah no le ocultamos nunca lo que le pasa a su hermana, pero la asimilación del diagnóstico fue diferente a la nuestra: A nosotros nos estalló en la cara; a ella se le fue revelando conforme las dificultades de Ares se presentaban con más claridad, hasta comprobar que su hermana se parecía poco a los hermanos de sus compañeros de clase.

Como ocurre con los padres, la atención a los hermanos de personas con TEA es inexistente. Sólo la ayuda de otras familias, de asociaciones o de psicólogos (¡privados, cómo no!), les ofrece un canal donde poder expresar su malestar, sus miedos, su rabia.

Norah lo ha pasado mal. Y todavía lo pasa mal a veces, porque con Ares muchas cosas se quedan a medias: Vacaciones a medias, paseos a medias, tardes en el parque a medias, atenciones a medias, cumpleaños a medias…

Norah se ha mostrado casi siempre comprensiva a pesar de las dificultades. Ojalá siga así. Ojalá no nos lo tenga en cuenta.


IFTTT

Put the internet to work for you.

Turn off or edit this Recipe

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Blogging tips