Searching...
24 feb. 2015

Alejandra

Llegamos pronto al colegio. Lo hacemos siempre que podemos para trabajar la paciencia de Ares. Esperar no es su fuerte y la mejor manera de ampliar los márgenes de espera es esperando (perdonad la obviedad).

Llegamos pronto al colegio y la puerta estaba cerrada. Mientras esperábamos a que la abrieran se acercó una niña, a la que llamaremos Alejandra, y cogió a Ares de la mano. Nos contó que llevaba una chaqueta para devolvérsela a una niña y que Ares se portaba bien en clase. Cuando la puerta se abrió, se la llevó cogida de la mano hasta el aula.

El gesto de Alejandra visto de cerca, a quemarropa, nos encantó. Nos encantó comprobar cómo los niños desde la inocencia, desde esa visión sin etiquetas que tienen de la vida, echan una mano sin condiciones a quien lo necesita.


IFTTT

Put the internet to work for you.

Delete or edit this Recipe

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Blogging tips