Searching...
22 sept. 2014

El cole

El autismo es como un tsunami. Una ola gigante que inunda todos los rincones. Con esfuerzo y tiempo, abres vías de agua para desahogar la vida familiar y vas sacando la cabeza del barro para dedicarle tiempo a otros asuntos no menos importantes que quedan aparcados. Sin embargo, hay momentos, sobre todo cuando se avecinan cambios, en los que el autismo vuelve a convertirse en el protagonista principal del día a día.

Durante el verano, hemos dedicado mucho tiempo a hablar del colegio. Las charlas, en realidad, se basaban en nada. Quizás sólo en el miedo que nos provocaban los cambios que debía afrontar Ares: Nuevo curso, nuevo colegio, nuevos espacios, nuevos compañeros, nuevos profesores… Una novedad enorme, cuando los cambios, estimulantes para la mayoría, son para Ares obstáculos de difícil abordaje.

Cuando hablábamos del curso durante el verano, solíamos emplear la palabra "ojalá" para iniciar casi todas las frases: "Ojalá vaya bien". "Ojalá se adapte rápido". "Ojalá…". "Ojalá…".

El cole comenzó el pasado lunes y Ares se ha encargado de aparcar, de momento, todos nuestros temores. La adaptación va viento en popa. Tan bien que es difícil de creer.

Sabemos que con Ares todo está equilibrado hasta que se desequilibra y que los equilibrios son demasiado frágiles, pero gracias al colegio, a los profesores y, claro está, a Ares, la adaptación, esa maldita palabra veraniega, se ha convertido en un inesperado trago dulce.


IFTTT

Put the internet to work for you.

Turn off or edit this Recipe

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Blogging tips