Searching...
23 ene. 2014

Transiciones(cambios) sin rabietas : Consejos para los padres con niños en el espectro autista


Los jóvenes con síndrome de Asperger (AS) y el autismo de alto funcionamiento (HFA) suelen vivir en el momento y tienen dificultades para pasar de una actividad a otra.
Detener una actividad, interrumpe su línea de pensamiento, lo que les empuja a salir de su zona de confort. Como padres, a menudo pensamos en lo que tenemos que hacer a continuación, o incluso lo que ha pasado un poco antes.
Mientras que para nosotros es fácil pasar a la siguiente actividad y sabemos que tiene que haber una transición, los niños con autismo no piensan de esta manera. Nosotros, como padres, tenemos que pensar como nuestros niños "con necesidades especiales".
Las transiciones ocurren todos los días en el mundo de su hijo. Despertarse por la mañana, ir a la escuela, ir a las comidas, realizar una actividad, diciendo adiós a un amigo, y prepararse para ir a la cama son todos ejemplos de transiciones que pueden causar ansiedad o algo peor a un joven con AS o HFA .Y luego están los grandes transiciones: comenzar en una nueva escuela o guardería, la pérdida de un ser querido, etc .Todo esto tiene un coste en las emociones del joven.
Dado que cada transición es diferente, y ya que ocurren con tanta frecuencia, es útil usar una variedad de estrategias. Las mamás y los papás que proporcionan empatía y apoyo, ayudan a su hijo con AS o HFA a obtener un sentido de control, a crear rituales que proporcionan predictibilidad y también enseñan a su hijo formas para hacer frente al cambio y a encontrar un éxito mucho mayor.

A continuación se enumeran algunas técnicas importantes que ayudarán a hacer las transiciones más fáciles para su hijo:


1. Permita a su hijo el tiempo suficiente para hacer la transición. Si le acaba de decir que la familia está preparando un viaje a Disneylandia el mes próximo, recuerda que los niños con AS y HFA necesitan su tiempo para procesar el cambio dependiendo de lo drástico que este sea.
Cuando se planifiquen actividades añade un tiempo extra proporcional al grado del cambio. Por ejemplo si estás experimentando un gran cambio en tu vida, como un nacimiento, una muerte, divorcio o cambio de casa otorga a tu hijo unos pocos meses o más para que se ajuste a la nueva experiencia.

2. Crear una lista de "reglas de la casa" y revísala con tu hijo periódicamente. Las reglas deben incluir qué hacer durante las transiciones específicas (por ejemplo, cómo pasar de los juegos de video a vestirse para la clase de Karate). Coloque las reglas donde su hijo pueda verlas. Él o ella se acostumbrarán a las reglas, y a entender qué hacer y qué esperar durante el día.

3. Desarrollar un conjunto de rituales, por ejemplo: (a) un ritual "chit-chat" a la hora de acostarse (por ejemplo, pregunte a su hijo acerca de los momentos felices, tristes, de miedo y frustraciones de su día, (b) un ritual de despedida ( por ejemplo, inventar un apretón de manos secreto con tu hijo que se utiliza sólo cuando él o ella se marche, (c) ritual después de la escuela (por ejemplo, deje que su hijo se coma la merienda y juegue al aire libre durante 30 minutos antes de comenzar la tarea), (d) un ritual de fin de semana (por ejemplo, tener una "noche en familia" todos los sábados para volver a conectar y desconectar después de una semana de mucho trabajo).

4. Avisa a tu hijo cuando se aproximan las transiciones Un simple, "En 10 minutos, estamos sentados en la mesa," es suficiente para darle una pequeña advertencia. Esto le permite saber a su hijo que debe terminar lo que está haciendo dándole la oportunidad de lavarse las manos, encontrar su lugar en la mesa, y adecuarse al nuevo estado de ánimo.

5. Ilusiona o dale expectativas a tu hijo antes de iniciar una transición (por ejemplo , si os vais del parque para volver a casa, háblale de las cosas fantásticas que puede hacer cuando llegue)

6. Busque transiciones o cambios naturales que pueden hacer que sea más fácil seguir adelante.Es mejor terminar pacíficamente después de 37 minutos que tratar de terminar después de 2 horas.Además, tenga en cuenta que las transiciones, se ven agravados por la falta de sueño, hambre o enfermedad.

7. Dibujar horarios y tarjetas puede ser útil para niños con AS y HFA que tienen dificultad para seguir instrucciones verbales. Señalar la imagen de la siguiente actividad, o entregar la imagen a su hija dejando que la lleve hasta la siguiente actividad puede ser útil en la transición.

8. Cantar "canciones de transición" antes o durante las transiciones. Usted puede encontrar estas canciones en las librerías de muchos niños, y hay canciones para casi cualquier transición (por ejemplo, "lavarse las manos", "ir de compras"). Alternativamente, usted puede componer sus propias canciones (por ejemplo, utilizar una melodía conocida como "Row Row Row Your Boat" y, a continuación, añadir sus propias letras).

9. Tome un objeto especial de su hijo (por ejemplo, un muñeco) con usted para hacer la transición más fácil para él. Cualquier cosa que le haga sentir seguro, de modo que es más fácil desviar la atención de la ansiedad hacia algo que le gusta pensar.

10. Hable con su hijo acerca de las transiciones, y esté dispuesto a escuchar y observar. Una buena manera de abordar el tema acerca de las transiciones, en general, es a través de las historias sociales. Considere la posibilidad de crear una historia en torno a "cómo moverse con calma cuando se cambia de una tarea a otra."

11. Las transiciones ofrecen a las familias la oportunidad de crecer juntos a través de la dificultad o desafío por encontrar nuevas maneras de afrontar y gestionar la vida. Permítete algo de tiempo creando una lluvia de ideas alternativas si, por ejemplo, un traslado a una nueva escuela está fallando. Esté abierto a las alternativas que no ha pensado antes.

12. Trate de evitar dar órdenes u orientaciones repentinas. Antes de querer que su hijo inicie la transición entre en su "zona de seguridad" (es decir, lo que está haciendo en este momento) y conecte con él mentalmente, emocionalmente y físicamente. Hable con su hijo acerca de lo que está haciendo o algo que realmente él ame. A continuación, mantén esa conexión mientras pasáis a la siguiente actividad.

13. Al intentar una transición, focaliza en la diversión que tu hijo tiene con la presente actividad y hazle preguntas mientras cambias a la siguiente actividad. Esto le ayuda en el cambio de sentirse triste por dejar la actividad que está realizando, manteniéndole en un buen ánimo por más tiempo( es como decir no estés triste porque hayas terminado esta actividad, se feliz porque la hiciste)

14. Los jóvenes con síndrome de Asperger y HFA manejan el cambio de forma diferente. Algunos pueden navegar de una actividad a otra, mientras que otros tienen dificultades y luchan incluso por un pequeño cambio. Hable con un especialista en autismo que le puede ayudar y hacer el viaje más agradable para toda la familia.

15. Recuerde que aunque su hijo puede ofrecer resistencia, usted es el que establece las normas y límites. Por ejemplo, si es el momento de salir de la zona de juegos. Y al menos por un tiempo, tú eres más grande que tu hijo y lo puedes coger con tus brazos cuando todo lo demás falla!
Las transiciones(cambios) siempre serán difíciles para los niños con espectro autista. En su desarrollo, no están bien preparados para dejar una actividad en la que están disfrutando y pasar a una potencialmente menos deseable. Pero, por suerte, hay muchas maneras con las que los padres pueden ayudarles para afrontar los cambios.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Blogging tips