Searching...
11 feb. 2015

Formación, cantidad o calidad?



imagenesfelizdia.com

Estos últimos meses he estado impartiendo formación en un centro de Educación Especial cerca de Barcelona a un claustro fantástico de profesionales muy motivados por aprender y muy participativos en las actividades que realizamos. La verdad es que me gusta mucho impartir formación porque en todas y cada una de las sesiones que realizo aprendo muchísimo más de lo que enseño.

Esta es la segunda formación que imparto en este centro y, en esta ocasión, les pedí poder conocer la escuela por dentro y compartir ratitos en las diferentes aulas para conocer mejor a los alumnos con los que trabajaban a diario.

El centro aceptó muy bien mi propuesta, así que cada sesión llego un ratito antes y me cuelo en las clases, observo a los peques y conozco a los chicos y chicas del centro. El primer día pude observar como los chico más mayores creaban sus presentaciones con temas de su interés y con herramientas que dominaban a la perfección. La segunda sesión coincidió con la merienda de los peques de primaria y estuvimos jugando con un juego de piezas de colores y personajes que era la atracción principal del aula.

Estos dos días han sido especiales porque he conocido diferentes niños, con diferentes características, que viven diferentes situaciones en el aula, pero sin duda lo que más me ha impresionado de todo lo que he visto han sido los profesores. He tenido la oportunidad de hablar con varios de ellos, me han abierto sus aulas y me han hablado de sus chicos, de sus características, de como trabajan con cada uno de ellos. En todos y cada uno de estos profesores he encontrado un sentimiento común, la pasión por su trabajo, la dedicación que prestan a sus alumnos, lo bien que los conocen, como se esfuerzan por ofrecerles recursos y ayudarlos a avanzar, a seguir adelante. Pero lo más emocionante ha sido ver como respetan su forma de estar en el mundo y los acompañan en su proceso personal. La verdad es que ha sido muy emocionante verlos trabajar y debo agradecerles haberme acogido tan bien y permitirme vivir esta experiencia con ellos.

Esta situación me ha confirmado lo que ya llevo tiempo pensando. Quienes tenemos la oportunidad de formar a otros profesionales debemos apostar por ofrecer una formación de calidad, es decir, ofrecer sesiones prácticas, que se adapten a las necesidades concretas de ese centro, que respondan a sus necesidades reales. La calidad de una formación no debería medirse por la cantidad de información que somos capaces de explicar por minuto, sino por el impacto que tendrá en ese centro una vez hayamos acabado las sesiones. De nada sirve conocer cientos de herramientas o las características concretas de un dispositivo si no van acompañadas de una relación directa con su práctica diaria en el aula.

Formar a profesionales es muy importante pero debemos hacerlo con sentido, compartiendo no solo conocimientos, sino conociendo a los profesionales, su trabajo en las aulas y el entorno, trabajando juntos y creando nuevas formas de trabajar en las aulas. Al mismo tiempo debe ser una formación motivadora en la que se trabajen tanto la parte de contenidos como la parte emocional del claustro, gestionando situaciones como por ejemplo los miedos iniciales ante nuevos dispositivos o la sensación personal de muchos docentes de su falta de conocimientos previos.

Hoy les quiero agradecer los buenos momentos que estamos compartiendo en estas sesiones, su actitud, que siempre es receptiva y muy participativa, su comprensión cuando la tecnología nos falla y sobretodo lo que me han hecho vivir y como me han hecho sentir estos días, eso es algo que no olvidaré. Gracias :)



via iPads y Autismo http://ift.tt/16OWWht

IFTTT

Put the internet to work for you.

Delete or edit this Recipe

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Blogging tips