Searching...
23 jul. 2012

La inflexibilidad del sistema educativo en España.

Es muy complicado explicar cómo es el sistema educativo en España, teniendo en cuenta que a pesar de la LOE, cada Comunidad Autónoma tiene su propio desarrollo normativo que no tiene por qué ser igual aunque deba respetar unos principios mínimos.

Esto se complica aún más cuando hablamos de atención a la diversidad y de apoyo al alumnado con necesidades educativas especiales, o necesidades de apoyo educativo.

Asi en algunas comunidades autónomas oimos hablar de escolarización combinada, en otras de aulas específicas, aulas de comunicación y lenguaje, aulas TGD, aulas de apoyo a la integración... 

En unos lugares hay monitores de educación especial, en otros auxiliares, en otros ATE, en otros velladores... 

Parece que nos quisieran volver locos.

Lo mismo con los tipos de escolarización: A, B en educación ordinaria con apoyos, C en aula específica en colegio ordinario o D en aula específica en colegio educación especial. Además del tipo de educación que se cursa: educación básica obligatoria, o educación primaria y secundaria.

Lo cierto es que los padres normalmente aceptan la escolarización de sus hijos, sin saber muy bien qué están haciendo con ellos.

El Trastorno del Espectro Autista es tremendamente amplio, asi que nos vamos a encontrar niños que con 3 años no tienen unas habilidades básicas de adaptación a un entorno en el colegio, pero que sin embargo en un par de años las han podido adquirir y  desarrollar. O no. 
Pero desde luego cuando estamos en educación infantil, los profesionales NO DEBERÍAN TOMAR LA DECISIÓN DE ENVIAR A UN ALUMNO A AULA ESPECÍFICA O COLEGIO ESPECÍFICO, sin que la ley asegurara la reversibilidad de dicha decisión, ya que desgraciadamente conocemos casos de alumnos que después de unos años,  estaban preparados para entrar en un aula ordinaria, pero la Administración no resolvía dar la vuelta a sus dictamenes de escolarización para permitir que entraran en el colegio ordinario. A veces por un simple problema de falta de plazas. Por intereses ajenos a las necesidades educativas de los alumnos.

Efectivamente hay alumnos con 3, 4 y 5 años que necesitan entornos de aprendizaje más reducidos y flexibles, pero que luego van a ir desarrollando capacidades que les hagan aptos para incluirse en aulas ordinarias con apoyos más o menos intensos según cada caso. En ocasiones la combinada dentro del mismo centro educativo es una opción adecuada, siempre que haya coordinación entre todos los profesionales, y se utilice el tiempo en inclusión para generalizar los aprendizajes aprendidos en el aula específica. (LA COMBINADA EN DOS CENTROS PERSONALMENTE ME RESULTA UNA ABERRACIÓN EN CUANTO A TEA SE REFIERE POR EL CAMBIO DE PROFESIONALES Y ENTORNO Y EL ESTRES QUE ESTO SUELE PROVOCAR EN LA MAYORÍA DE LOS NIÑOS, ADEMÁS DE LA DIFICULTAD DE COORDINACIÓN ENTRE DOS CENTROS DIFERENTES).

Pero hay algo que los padres no tienen claro y deberían tenerlo:

Legalmente cuando un alumno se matricula en un aula específica, lo está haciendo en Educación Básica Obligatoria, o lo que es lo mismo no está cursando el mismo sistema educativo que los alumnos que están en grupos ordinarios. Aquí radica la inflexibilidad del sistema. 

Cuando un alumno acude a un aula específica está cursando en una unidad de educación especial que en vez de estar en un colegio específico está en un cole ordinario, pero a merced de que la Administración desee suprimir dicho aula y enviar al alumno a una unidad en un  centro específico. La Administración tiene todo el derecho a hacerlo, porque la legalidad se lo permite.
Es posible que para muchos alumnos con TEA y sus familias esto no sea  prioritario en su lista de cosas importantes, porque  sus hijos presenten  dificultades en sus aprendizajes y sepan que no es su principal problema el tipo de escolaridad que cursan sino que lo hagan bajo principios inclusivos, ya que esas dificultades van a estar presentes a lo largo de toda su vida.

Los estudios de educación básica obligatoria pueden ser muy adecuados como objetivos para sus hijos a lo largo de muchos años. Como digo y repito, cada caso de niño y niña con TEA es diferente.

Pero la realidad es que se está vendiendo a las familias como inclusivas las aulas específicas cuando son sustitutivas de centros especiales. Por supuesto que son mucho más inclusivas que un centro específico, pero legalmente no tienen ninguna obligación de serlo. Y ese es un punto de inflexibilidad del sistema muy grave. Ahi radica el problema. Hay que obligar a los centros elaborarando una legislación que asegure la inclusión del alumnado en aula específica y colegio ordinario. 

Porque actualmente:
No hay legislación que regule la obligación de hacer actividades inclusivas de ese alumnado con el resto del centro, ni de que se garantice un mínimo de horas en inclusión para los alumnos que estudian en aulas específicas. Todo depende de la voluntad del colegio y el grado de implicación y cooperación del claustro. Y si dicha implicación no existe, legalmente no hay opción de reclamación para la familia. Además en dichas aulas el alumnado cursará Educación Básica Obligatoria hasta los 14 años, y prosegirá sus estudios de dicha EBO en un aula específica en el instituto (si la hay) o en un centro específico en su defecto. Y a los 16 años se acabó la obligación. No hay opciones. Poquísimas plazas de módulos profesionales para alumnos con discapacidad y en muchos casos en tipos de profesiones en las que las personas con TEA no encajan por sus dificultades tanto en la parte de la psicomotricidad como en el área social. 
Llegados los 16 años (18 como mucho) se acabó. O eres rico o tu hijo se quedará en su casa hasta que se muera sin otra actividad que la que puedas propiciarle en tu rutina diaria. Esto que acabo de escribir lo hago con lágrimas en los ojos y el conocimiento de que muchos de los alumnos que han pasado por mi vida, son hoy adultos en situación de desamparo.

Por otro lado, como digo, el espectro es tan amplio que debemos dar respuestas para todos, también para los que presentan trastornos de conducta, adaptación social... pero pueden seguir un curriculo normalizado con las adaptaciones curriculares o metodológicas necesarias.

En otros paises, los alumnos con TEA, tienen un trato "especial", más flexible en el colegio e instituto ordinario.

Puede que reciban clases en entornos menos estimulantes, que se les permita estar al recreo en lugares más tranquilos para ellos, que se les organice en grupos flexibles, de  menos número de alumnos y diferentes niveles. (Puede que tengan un nivel alto en matemáticas y puedan acudir a una clase de nivel superior, y otro más bajo en lengua, necesitando apoyo para ésto en un aula diferente.)

La mayoría necesita ayuda y apoyo en los tiempos de patio, comedor, aula matinal e intercambios, asi como en los vestuarios en educación física. Y ese apoyo en ocasiones debe venir de profesionales y en otras de otros alumnos que trabajen como mediadores.

En esos paises se permite la entrada de profesores sombra en el aula ordinaria que favorezca tanto su adaptación al entorno como la comprensión del mismo. Además de prevenir los posibles casos de acoso entre adolescentes.

Muchos alumnos necesitan hacer los exámenes y pruebas en situaciones diferentes, con enunciados más concretos, apoyos visuales y entornos relajantes. Incluso disponer de más tiempo para su realización.

La primera dificultad que encontramos en España es que no se contempla legalmente el derecho a estar en  un grupo pequeño o reducido en primaria, sin estar escolarizado en modalidad C, en educación especial o en escolarización combinada, (en ambos casos cursando educación básica obligatoria y sin posibilidad de continuar estudios de Educación Secundaria Obligatoria). Tampoco se permite la figura del profesor con función de sombra. Sería algo parecido a un PT o un AL que estuviera dentro del aula ordinaria apoyando el aprendizaje de el alumno o un grupo de alumnos con similares características o necesidades.

Y en Secundaria si se contempla esta posibilidad en los programas de diversificación, pero siempre que se cumplan algunas condiciones y entre ellas tener una edad y haber repetido curso, presentando dificultades curriculares.

Pero ¿y si la dificultad del alumno no redunda en lo académico sino en lo social? ¿Debe repetir para poder optar a un grupo más reducido de 15 alumnos con apoyos? ¿Es necesario el fracaso académico para recibir apoyo escolar, en alumnos con TEA? ¿En qué posición quedan entonces las personas con autismo de alto funcionamiento, Asperger, o incluso algunos TDAH?

El sistema no está reconociendo las discapacidades sociales y adaptativas que tienen las personas con TEA. Esa es la inflexibilidad de la que hablo. Sólo entiende de discapacidad que afecte a lo académico. Discapacidad intelectual si o no. Cuando sabemos que en el caso de las personas con TEA esta linea es muy difícil de trazar sin amplias dudas en muchos casos.

Se debería crear la idea de un grupo flexible en aula ordinaria en primaria y secundaria  que no implique necesariamente un cambio en la escolarización si no es necesario a nivel curricular, pero si a nivel adaptativo: para trabajar conductas, aprendizajes sociales, ensayar situaciones, que luego sepuedan generalizar en el aula ordinaria y también en la vida diaria.

Y que dicha pertenencia a un grupo flexible no limitara ningún acceso educativo posterior: ciclos formativos, bachillerato o universidad.


Cristina una chica con TEA consigue aprobar primer curso de Administración y Dirección de Empresas gracias a que ha recibido un trato "flexible" atendiendo a su diversidad:
Le han dejado hacer  los exámenes en un despacho para evitar el agobio que le producen las aglomeraciones. 
Le dan más tiempo para las pruebas porque cuando termina de leer las preguntas tiende a quedarse bloqueada durante unos minutos. 
Tiene  acceso a circuitos alternativos para no verse obligada a hacer cola, situación que la angustia especialmente.


Cristina ha recibido una adaptación a su discapacidad, un ajuste razonable. Esto no debería ser algo de lo que estar agradecido... sino que debería existir un protocolo educativo aplicable a nivel legal.A Cristina, le acompañó su madre a clase hasta que pudo ir sola. ¿Que pasa con los alumnos que no les puede acompañar nadie? A un estudiante con ceguera en la Universidad le acompaña un técnico de la ONCE siempre para asistirle. Cuando NO se tiene una discapacidad intelectual o física es muy DIFICIL demostrar que necesitas  apoyos...Y un gran número de personas con TEA están en este grupo.

Esto no  sólo debe garantizarse en la universidad, sino en todos los tramos de la vida escolar de nuestros hijos.

Habrá familias que no piensen en la universidad para sus hijos y esta entrada les parezca una soberana estupidez. Pero el TEA es un amplio espectro en el que tenemos personas diferentes, a las que la educación debe adaptarse, y no al revés.

Además soy profesora de educación secundaria y cada curso veo mucho fracaso escolar en alumnos  que no debería serlo, si estos protocolos de atención a la diversidad y flexibilidad del sistema se pusieran en práctica.

Y lo peor es que ni siquiera hablamos de dinero, es sólo dejar de pensar que el sistema educativo es un lugar selectivo, para aceptar que todos tenemos un sitio en él y una función que cumplir dentro de él.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Blogging tips